¿Como debo orientar mi casa?

OrientaciónA la hora de comprar o alquilar una vivienda, hay multitud de factores que influyen en la decisión: Estado de conservación, ubicación, metros cuadrados, distribución, precio, etc. Pero hay un importante detalle que no se suele tener en cuenta y en el que caemos cuando ya es demasiado tarde: la orientación de la vivienda. Un factor que, dependiendo de la zona geográfica en la que estemos, puede influir en nuestra comodidad diaria y en sentir esa vivienda como un verdadero hogar.

¿Qué orientación es la más adecuada en una casa? La elección dependerá de lo que busquemos, del clima en la zona elegida para vivir, de los elementos exteriores cercanos a nuestra casa (edificios, montañas, etc). Una elección correcta nos ayudará a ahorrar energía, y por lo tanto dinero:

Orientación SUR: El Sol da todo el día en invierno, primavera y otoño. En verano sólo en las horas centrales del día, cuando da más calor.

SURESTE: En invierno da todo el día. El resto del año da hasta el mediodía.

ESTE: Da todo el año desde el amanecer hasta el mediodía.

NORESTE: En invierno no da. El resto del año hasta mediodía.

NORTE: El Sol sólo dará en verano, en las primeras horas de la mañana y las últimas de la noche.

NOROESTE: En invierno no da. El resto del año, desde mediodía hasta el ocaso.

OESTE: Da todo el año desde el mediodía hasta el ocaso.

SUROESTE: En invierno todo el día. El resto del año, desde mediodía hasta el ocaso.

Por tanto, deberíamos poner la cocina orientada al Este, que es donde pasamos la mayor parte de la mañana. A medio día el sol está situado en el Sur, con lo cual se debería poner sala de estar, salón, comedor, habitación de estudio o juegos para niños (donde se suele pasar la mayor parte de la tarde), y para finalizar los dormitorios mirando al oeste (cuando ya el sol se pone pero todavía deja algún rayo meterse en la habitación y calentarla para dormir).

Buscanos en el móvil

Movil